Blog de la comunidad Lésbica "El Andamio de Enfrente"

jueves, 26 de junio de 2014

Nuevo Andamio de Enfrente!!

Después de dos años trabajando con nuestra humilde página, ha llegado la hora de crecer y mejorar su diseño.

Ahora puedes leer todas las entradas en nuestro blog sin salir del site http://elandamio.org, Además hemos inagurado Foro, integrado la radio en la cabecera de la página etc (si quieres que se vea como en la antigua página, en otra ventana,  pulsa en pop-up y listo)

Te animamos a participar como siempre en nuestras actividades y gracias por continuar con nosotras cada día, seguiremos trabajando para que el andamio de enfrente continue siendo tu hogar online.

Así que si quieres leer el nuevo blog y disfrutar de todas las novedades recuerda. estamos en elandamio.org



jueves, 19 de junio de 2014

Orgullosisim@s 2014 A Coruña

Con motivo de la celebración del Día internacional del Orgullo LGTB el próximo 28 de Junio en A Coruña se llevarán a cabo un serie de actividades culturales, educativas y reivindicativas a lo largo de toda una semana como antesala y complemento a la gran fiesta en la que nos visibilizaremos y tomaremos la calle. Fiesta organizada por A.L.A.S, CASCO, 7Cores y como no El Andamio de enfrente!!
#Orgullosísim@s2014.

PROGRAMACIÓN:

- Martes, 24 de Junio: Maratón de series de temática LGTB (de 18:00 a 00:00h en O Alfaite)

- Miércoles, 25 de Junio: Charla / mesa redonda travesti: "Las travestis y sus intríngulis" + proyección de la webserie " Callejeras" (a las 20:00h en La Urbana)

- Jueves, 26 de Junio: Coloquio con Uge Sangil de la FELTGB- "Lesbianas en el s. XXI: dónde estamos, hacia dónde vamos" (a las 20:00h en Milagro)

- Viernes, 27 de Junio: Ruta por locales- Diferentes actividades (de 18:00 a 04:00h) Etnika´s, O Alfaiate, La Urbana, Baobab, Milagro y Claro Boba.

- Sábado, 28 de Junio: Concentración (a las 20:30h en el Obelisco).


Tanto en el Facebook de las organizaciones arriba mencionadas, como este blog podéis seguir las novedades y las actualizaciones de la fiesta!!

 

jueves, 22 de mayo de 2014

Homofobia musical


Hola habitantes del andamio,hoy en este blog que al igual que la web y la radio de “El Andamio de Enfrente”aboga por los derechos y libertades de la comunidad LGTB y de las lesbianas en especial,me gustaría contaros que uno de esos derechos el derecho a ser visible,el derecho a decir que existes quiere ser pisoteado,y quiere serlo en un mundo tan supuestamente progresista como es el de la televisión y la música,todo esto viene a cuento por la cancelación en youtube del videoclip de “La Union””Mas y Mas(Ritual Mix)”un videoclip que nos muestra un toque lésbico y que podríamos preguntarnos si tal cancelación corresponde a una presunta homofobia,en este caso la respuesta no la sabemos,pero en otros muchos sí.
Podriamos hablar del intento de censura del videoclip de Shakira y Rihanna “Can´t remember to forget you”por parte del gobierno turco,el cual consideraba que el video de la colombiana no era adecuado para los jóvenes y que promovía la homosexualidad. La polémica ha generado tanta controversia que el “Consejo Audiovisual turco” ha multado a tres canales por emitir el video en la televisión, por considerarlo indecoroso .
Peor es el hecho que en el propio país de Shakira Colombia un legislador Marco Fidel Ramírez, del partido Opción Ciudadana  considera que el video es inmoral y promueve el lesbianismo y tabaquismo,iniciado una campaña para que las autoridades prohíban en Colombia su transmisión sus palabras fueron estas:
"Evidentemente (el video) desborda las normas elementales del respeto, del decoro y la dignidad con los niños y las niñas"
"Creo que la libertad de expresión jamás debe darnos (permitirnos) ... contaminar a los niños" y jóvenes"
A Shakira "la invito para que defienda la vida, para que defienda a la familia, para que defienda los valores y no que los destruya con un video manifiestamente inmoral", recalcó.
Y por supuesto deberíamos trasladarnos a Eurovision,donde la victoria de la austriaca “Conchita Wurst”se convirtió en un zas en toda la boca a los países homofobos encabezados por la Rusia de Putin,que tildaron su participación de “perversión”y que incluso junto a sus ex satélites Bielorrusia,Armenia o Ucrania pretendieron recoger firmas para evitar su participación,la cosa no les salió bien y no solo no impidieron la participación de Conchita si no que se encontraron con una de las victorias más aplastantes de la historia de Eurovision,el mal perder de Rusia y su manifiesta homofobia los han llevado a declarar que han propuesto la creación de una versión rusa de Eurovisión, que se llamaría “Voz de Eurasia”.
El resultado de Eurovisión ha sido la gota que ha colmado el vaso”, ha dicho el diputado  Valeri Rachkine en el parlamento. Debemos abandonar este concurso, no se puede tolerar esta locura”. Irritado, el diputado Oleg Nilov, del partido Rusia Justa, ha dicho: “No les gustan nuestras chicas (los europeos que han votado masivamente al representante austriaco) porque no tienen barba”.
Por su parte la Iglesia Ortodoxa rusa, por boca de su portavoz, Vladimir Legoïda, ha declarado que “la victoria del travesti es un paso más en dirección del rechazo de la identidad cristiana de la cultura europea”.
Miles de rusos han protestado por la victoria de Conchita Wurst, algunos rasurándose la barba y poniendo las fotos en las redes sociales para protestar de esa forma contra lo que considera un escándalo el triunfo del nuevo icono del desbarajuste sexual imperante en Occidente.
Y entonces llegamos a la doble moral que impera en el mundo,porque mientras que países del antiguo “telon de acero” se echaban las manos a la cabeza por la participación de Conchita Wurst ,otro país del mismo bloque Polonia nos traia un grupo de seis macizas polacas,que cantar no cantaban en absoluto con voces mal coordinadas, momentos desafinados y una canción de dudoso gusto,y que ademas mientras las otras cuatro se dedicaban a cantar o lo que fuera,dos de ellas vestidas o mejor dicho casi desvestidas e interpretando personajes de lavandera y mantequera se dedicaban a calentar al personal como si de una película porno se tratara,pero eso señores,eso no importaba,porque lo malo,lo que escandalizaba era la elegante Conchita con su expectacular vestido y su barba,pues eso señores eso se llama doble moral.Porque a cualquier niño e incluso adulto que lo estuviera viendo tenia que escandalizarle mucho más ese circo que montaron las polacas que la actuación de Conchita.
Podemos escandalizarnos de muchas cosas que vemos en televisión,o en los periódicos o escuchamos en la radio,esas películas o series llenas de violencia que emiten las cadenas en horario infantil ,esos programas donde se llaman de todo menos bonitos,pero claro vivimos en un mundo donde la homofobia lleva,siglos y siglos enquistada y aunque mucho se ha avanzado,no podemos bajar la guardia porque en seguida aparecen los buitres que se quieren tirar encima de la presa y robarnos lo que tan duramente nos ha costado conseguir,tenemos que estar alerta y vigilar por nuestros derechos, que no es algo que te deban dar,es algo que no te deben quitar.

sábado, 17 de mayo de 2014

Día contra la homofobia. Por EgoMeFilo


Hoy, 17 de mayo, es el Día contra la homofobia y la transfobia. Pero, como este post lo escribe una lesbiana, va a centrarse sobre todo en el lesbianismo, que es lo que más conoce


«Para que el deseo femenino pueda ser dicho es preciso trastornar el orden del discurso, abrir un espacio para un discurso otro […]. Lo que ha sido excluido por el orden simbólico (patriarcal) puede, de hecho, ser simbolizado de una manera diferente.»
ARÁNZAZU HERNÁNDEZ PIÑERO, Amar la fluidez, pp. 30-31


Creo que antes de caer en palabras que suenen a universales e inamovibles he de explicar desde dónde hablo: hablo como una persona a la que asignaron al nacer los genitales  y el rol de mujer. Rol que juego muy a mi modo según me dé. Voy descubriéndome como mujer, aun sabiendo que “mujer” es un artificio cultural que actualmente puede llegar a ser extremadamente violento, y que llega a oprimir a cuerpos (la intersexualidad es uno de los casos más drásticos) y a avergonzar a otras subjetividades (trans). Aun sabiendo que “mujer” se puede utilizar como arma arrojadiza para imponer cómo han de ser y cómo no tienen que ser personas muy concretas, opino que puedo definir “mujer” como me dé la gana, ampliando aún más el concepto. Como feminista, entiendo que los ataques machistas no me dejan de afectar por ser bollera. Pienso que los conceptos no deberían oprimir a las personas. Y sé que toda esta lucha es política, puesto que no puedo obviar que hay todo un aparato que se mueve entre discursos que crean realidades, que imponen comportamientos. Discursos machistas, homófobos y tránsfobos que se enseñan de manera tan sutil que no nos damos cuenta de su presencia hasta que en cierta situación se accionan y tomamos conciencia de ellos. Discursos que se ensañan contra todas las personas, aunque afecten de modo diferente a las privilegiadas y a las oprimidas. Discursos que, siendo totalmente culturales, totalmente creados, tienen unas consecuencias bien reales y tangibles: desde el odio a nosotrxs mismxs y el ocultamiento de nuestra personalidad. Una de las cosas que más me sorprende es que estos discursos no varíen apenas, estén casi intocados, casi siempre iguales, da igual si vienes de una familia religiosa o “progre”.

Pensar en nuestra no-heterosexualidad, en nuestra “anormalidad”

Trato como la "normalidad" lo que la norma del régimen de la heterosexualidad obligatoria impone a todos los cuerpos a través de la familia (sea religiosa o “progre”), las amistades, el lenguaje en que "marica" o "marimacho", entre otras miles de palabras, son tratadas como insultos para nombrar a las muy diversas personas que se atreven a cuestionar su heterosexualidad. Pienso que si me apropio de un insulto, si me llamo “tortillera”, “desviada” orgullosamente, quito la posibilidad de que se me pueda intentar herir con una palabra de la que yo me he apropiado. Sé que me pueden llamar así: que lo hagan. Esa palabra perderá su poder de hacer daño.

Raíz común, un sexo a partir del cual viene un rol determinado, un comportamiento de clase sexual: creación de individuos a partir de normas sociales. Como son ridículos roles del tipo blanco-negro y son tan estrechos que nadie es capaz de cumplir su rol por mucho que se esfuerce, hay disidencias.

En la raíz del problema de la homofobia y la transfobia tenemos la división cultural hombre-mujer, que prácticamente son “dos especies diferentes” en su comportamiento, sus juegos, deportes, estudios, trabajos, competencias…
¿División cultural? Sí: hay culturas en que hay incluso cinco sexos, alrededor de los cuales la sociedad se estructura. Nuestra sociedad sigue sin comprender la intersexualidad, que “”biológicamente”” existe (PERO es una cultura determinada, la nuestra, la que lo lee así, por eso lo digo con muchas comillas), pero que socialmente es muy complicada (¿cómo criamos a esta personita?), lo cual a mi juicio revela las potencialidades de ruptura y creación de alternativas no fijas, sino fluidas.
Porque el sistema sexo-género (que asigna un sexo determinado a los diferentes genitales en un rango de sexos establecidos socialmente, que pueden llegar a ser incluso cinco. Este sexo abstracto y cultural no es “inocente” y “vacío”, no nos deja libertad de movimientos, puesto que viene con una asignación de roles sociales y una heterosexualidad obligatoria: se te presupone la heterosexualidad y se te cría para ser heterosexual, lo cual nos mete en la cabeza un montón de homofobia, transfobia, bifobia, lesbofobia… de la que tendremos que tomar conciencia para quitárnosla de encima si queremos aceptarnos) puede ser muy útil para organizar las sociedades primitivas. Pero lo que oprime, por su rigidez, es tan inaceptable que hace necesario probablemente abandonar este sistema para vivir en un espacio habitable y deseable. Hay mundo más allá de las etiquetas hombre, mujer, heterosexual u homosexual. Estas etiquetas fueron inventadas, y de este modo, pueden inventarse o reinventarse las etiquetas. Pueden jugarse roles que las desborden para que no nos opriman.
Hay muchos modos de vivirse como lesbiana o como hombre que no tienen por qué incluir opresiones y jerarquías: hay chicas jugando al rugby y chicos que se dedican a la danza. Como decían en un anuncio de fútbol americano contra la homofobia, los deportes (esto podría incluir juegos y a comportamientos no opresivos) “no son heterosexuales ni homosexuales”. Ni siquiera aunque todas y cada una de las personas que compitan o jueguen sean bolleras o maricones.
Más ejemplos: Los y las estudiantes, cuando se van de casa para estudiar, aprenden a cocinar, a lavar la ropa, a comprar. Y todavía tengo ganas de ver anuncios de detergentes en que se visibilice a colectivos que existen, y no tienen ni por qué ser tan jóvenes. Vamos, estoy harta de que casi siempre sean madres e hijas las que aparecen en los anuncios de detergentes. En el único que recuerdo en que aparecía un par de chicos, uno tenía una "cita" con una "churri", o algo así.

Pero no podemos omitir que heterosexual es una palabra ambigua

Ya que puede hacer referencia tanto a la heterosexualidad obligatoria como a las prácticas heterosexuales. Como dice Aránzazu Hernández, «Perder el sentido de la heterosexualidad como institución contribuye a mantener la ilusión de la naturalidad de la heterosexualidad, e impide desvelar el funcionamiento sociosimbólico que la sostiene». Es nocivo el sistema de la heterosexualidad obligatoria, el cual lo usa todo bajo los esquemas heterosexuales, y sólo piensa y habla en heterosexual. Es un sistema basado en:
  • el machismo en que jerárquicamente lo masculino es diferente y superior a lo femenino, los hombres a las mujeres, y los homosexuales masculinos superiores a los afeminados.
  • el falogocentrismo (falocentrismo+logocentrismo) es el discurso que fundamenta al machismo y al falocentrismo: la razón es de los hombres, el discurso, la historia, la memoria es masculina, al igual que las prácticas sexuales son coitocéntricas y miran sólo al sexo pene-vagina, poniendo por encima el deseo del varón hetero por encima del de su compañera afectivo-sexual (mediante el continuo aconsejar de qué ha de hacer la chica heterosexual para gustar, para no aburrir, para resultar deseable, para no poner de los nervios… jolín, si estoy cabreada, déjame demostrarlo. Si estoy preocupada, ¿me lo tengo que comer y guardarlo para una persona que aprecio, sólo porque le puede sentar mal? Qué inútil, tener relaciones sentimentales para que la comunicación no fluya). Me aventuraría a decir que desde hace unos cuantos siglos también es heterosexual mientras no te pillen homosexual. Las mujeres están invisibilizadas, olvidadas, y más si no están cerca de un hombre que las recuerde para la posteridad. 
    Y aunque últimamente haya más presencia de feminismo, mujeres y lesbianismo en los discursos académicos, la Academia sigue en demasiados ámbitos siendo extremadamente misógina: desatendiendo desde geografía las pérdidas demográficas de la caza de brujas, o a autoras que merecen la pena. El argumento misógino y falogocéntrico (que no se cuestiona que la presencia de los hombres en esa materia también en su momento se eligió y se sigue eligiendo) más dañiño de todos es que “si no se estudian mujeres, personas no blancas, no heterosexuales, no misóginas… es porque no merecen la pena”. No porque se hayan invisibilizado por intereses históricos, para olvidarlas del imaginario colectivo, y así pensemos que no tenemos futuro si queremos tener una vida disidente, puesto que el máximo elemento para entender a las mujeres que se resisten al matrimonio, o es “mujer sola”, “vieja loca con 27 gatos…”, o, uno de los modos de ocultar el lesbianismo “son dos mujeres que se quedaron solas y viven juntas para hacerse compañía, las pobres” 

    ¿Desde cuándo eres así? o ¿Si no enseñasen a toda la sociedad a ser heterosexuales, habría tanta gente que elegiría la heterosexualidad?

    Parece casi que la heterosexualidad venga de serie, y como mucho la lucha ahí se limite (que no quiero decir ni mucho menos que sea poco, no me malentendáis) a procurar no mantener relaciones de abuso para tener un deseo y una relación positiva, una salud emocional controlada y consciente. Trabajo que tampoco hemos de olvidar las lesbianas, los gays, la gente bi, trans, pan, …
    Hay lesbis que saben que lo son “de toda la vida”. Otras dicen “joder, me he enamorado de una mujer” estando casadas y con hijxs. Otras, nos dimos cuenta de que el rollo hetero no nos llamaba y nos empezamos a plantear nuestra no-heterosexualidad. Las hay que al darse cuenta de no ser heteros lo dicen. Las hay que lo callan.
    Algunas, antes de “salir del armario” tienen bastante tiempo para afrontar y deshacerse de la homofobia que han interiorizado a lo largo de su vida. A otras, las pillan antes de que lo hayan terminado de asimilar.
    Hay lesbianas trans: lo que más me gusta de ellas es que a la mentalidad heterosexual se le hace un nudo en el cerebro que le demuestra lo ridícula que es: “¿Querer ser mujer en un mundo machista? ¿Renunciar a ser “varón”? ¿Renunciar a ser “heterosexual”? ¿Qué es esto? ¿Cómo alguien puede desear perder tantísimos privilegios?”.

    Lo haces para llamar la atención

    Y, por mi experiencia, según por dónde te metas, llamas mucho la atención por ser bollera. Como cuando (gracias por nada, mentalidad heterosexual) nos interrumpe un desconocido pensando que somos heterosexualmente activas por estar tan acarameladas. O, mejor aún:
    Cuando la gente heterosexual se da el lote en un bar, no pasa nada. Quizá incluso el resto de gente, yo incluida, les dejemos espacio y no les molestemos ni les miremos, como muestra de respeto. Sin embargo, si se besan dos personas a las que socialmente ven como mujeres, pueden producirse las risas, las caras de imbécil, los insultos y las faltas de respeto que nos acorralan a mi amiga y a mí y que me hacen pensar que me han metido sin comerlo ni beberlo en un freak show. Esto es impensable si quienes se dan el lote son heteros, aunque sea por el machismo de que quienes nos avergüenzan se encuentran en este segundo caso con un tío que les intimide, detenga, y pueda “partirles la cara”
    El corolario del “lo haces para llamar la atención” es “a mí me parece bien que haya homosexuales, pero que hagan sus cosas en privado”. Vamos, invisibilidad total de la homosexualidad, que queda como una anormalidad, algo que hay que esconder (y algo que no quedará en la memoria común, que por lo tanto mostrará muy sesgadamente qué vidas son posibles… y la no-heterosexualidad o la transexualidad no formarán parte de esas vidas relatables, por lo que estas propuestas vitales olvidadas impiden una historia: piensas que no hay nadie como tú que termine bien, un montón de películas te lo demuestran, de modo que prefieras seguir a lxs demás)… o sea, una búsqueda de que lo único visible siga siendo la heterosexualidad: pobres, saben que el garito de la heterosexualidad nunca ha funcionado, y pretenden que nos creamos que sí. La táctica básica es que es una guerra de desgaste: son diferentes las personas que te declaran su homofobia, como queriendo que te erosiones como lo haría una roca con el viento, y marcando que los varones hetero pueden estar en todas partes… pero quienes no lo sean, han de estar “en su sitio”, o escondidxs, o en una peli porno en que aparecen mujeres para servir al deseo del hombre heterosexual. Una compa mía lo dice muy bien: ese porno no es porno lésbico, sino heterosexual. Shakira y Rihanna no han compartido ni una mirada en ese vídeo ridículo en que salen: están atentas a la mirada de la cámara, no hay deseo en ese vídeo...

    Las jerarquías. Ya nos discriminan por lesbianas, ¿por qué no discriminarnos entre nosotras? Lesbofobia entre lesbianas que te admiten que lo son.

    Este es un tema que me preocupa mucho: la pluma es un instrumento muy útil para reconocernos y activar en otras personas su “radar”. Creo que es el único caso en que en el esquema heterosexual se anula la presunción de heterosexualidad. Cuanto más acusada sea la pluma, mejor para quienes no
    tenemos ningún tipo de radar y lo único que nos revela que alguien entiende es que nos lo diga explícitamente.
    Pero claro, hay gente plumófoba: lesbianas que discriminan a las masculinas, o varones homosexuales que no aguantan a los afeminados. O viceversa, podemos atrincherarnos como chicos afeminados o camioneras y decir que las lesbianas femeninas y los maricas masculinos se aprovechan en el mundo de la heterosexualidad de su aspecto “poco transgresor”, aprovechándose de los privilegios concedidos a la gente heterosexual. Todo depende de dónde pongamos las jerarquías, tan peligrosas porque permiten discriminar. ¿Para qué hacernos la vida más habitable, cómoda y feliz, si podemos esforzarnos por crear y mantener rivalidades?
    Otra cuestión que me parece muy molesta es que estemos tanto tiempo esforzándonos por aceptar nuestra/s orientación/es del deseo, sintiéndonos cómodxs cuando se nos acepta… y que discriminemos a la gente por su orientación sexual, por la cual no nos relacionemos de los modos como querríamos: me refiero a la bifobia y a la fobia a la gente pansexual (lo pongo a lo largo porque igual “panfobia” despista).

    La homofobia es estratégicamente útil para mantener el poder


    Pienso que la LGTBQIA...-fobia se nutre de un desconocimiento absoluto de que la sexualidad no es algo impuesto, indubitable, sólido y “natural”, como nos enseña el régimen de heterosexualidad obligatoria. Esta mentalidad heterosexual no concibe nada más allá de ella misma, del esquema heterosexual, lo cual crea situaciones muy ridículas, como la bien conocida “¿Y quién es el chico y quién es la chica de la relación?”. En una relación bollo, no hay chico. En una relación marica, no hay chica: de eso se trata.
    Si a la terrorista (porque causa miedo, opresión, violencia, humillación, suicidios… ser bi, trans, bollo, marica o pansexual, y ya está bien de no llamarlo por su nombre) mentalidad heterosexual le sumamos la impotencia, el darse cuenta de que hay muchas injusticias, podemos vernos ante una situación muy peligrosa: el aprovechar la situación de privilegio que confiere la heterosexualidad para tener a alguien que haga de saco de boxeo o de chivo expiatorio.
    E incluso algunas legislaciones pueden hacer oídos sordos a sabiendas, y aprovecharse de la homofobia, bifobia y transfobia existentes: no se está luchando contra quienes son responsables de las injusticias, y las fuerzas,
    que (a mi juicio) deberían ir destinadas a reclamar unos derechos y unas libertades determinadas (que toda persona tenga un techo bajo el que vivir, educación, sanidad, alimentación… de calidad. Que se pueda reclamar justicia y conseguirla...) van contra quienes están menos privilegiadxs que nosotrxs. Esta gente con LGTBQIA…fobia está descargando esas fuerzas contra quienes no son culpables más que de sentir/se y quererse así, que reclaman no ser rechazadxs y ser tratadxs con el respeto que como personas merecen.
    De modo que la impotencia es descargada por otras vías en que sí que se tiene poder, sobre gente inocente. Esto es estratégicamente demasiado útil para un sistema corrupto e hipócrita como para no contemplarlo como crucial en un análisis sobre la LGTBQIA...fobia. Esta gente es necesaria para cumplir el papel de chivo expiatorio, y, a su vez, sirve para que a otras personas ni se les ocurra no ser heterosexuales, heteronormativas…
    ¿Chivo expiatorio? ¿Saco de boxeo? O sea, ¿que se te quita el estatuto de persona? Curioso, porque he dejado de ser persona cuando te has enterado de que no soy como tú… ¡cuántos caprichos! Pero bueno, yo apoyo la reivindicación de que el contenido de la carta de los derechos sexuales y reproductivos forma parte de los derechos humanos. Y esta carta defiende la diversidad afectiva-sexual, lo cual me parece bastante coherente, ya que pedir a la gente que cumpla un único rol (definido por Wittig como «serás heterosexual o no serás») que le molesta no sólo es opresor, poco habitable, inaguantable, homicida… es absurdo. Claro que podemos enmascararnos y pretender vivir en el teatro de la heterosexualidad, pero, ¿vale el peso de la máscara que se nos impone violentamente?

    No salir del armario está justificado: si hubiéramos nacido en un entorno totalmente favorable a lo LGTBQIA… no tendríamos que pasar por una homo-lesbo-transfobia antes de salir del armario, ni tendríamos que esperar a que la gente de nuestro entorno se acostumbrase (cosa costosa pero necesaria: si hay amor e interés por mantener una relación humana, creo que se aceptará la no-heterosexualidad)
    Si descontextualizásemos todo y más, podríamos incluso decir que decirse homosexual no aporta nada: puedo ser bollo y esto no significa que me gustes tú. Simplemente significa que me atraen personas que están marcadas como mujeres, lo cual no concreta apenas nada. Pero la gente no se desvela por heterosexual porque se le presupone la heterosexualidad
    Resulta que estamos en un mundo que oprime a la gente no heterosexual (y creo que la gente hetero que mantiene relaciones intergeneracionales, relaciones abiertas o poliamorosas, etc. tampoco se nutre mucho de los beneficios de lo políticamente correcto para la heterosexualidad aceptable y  aceptada), por lo que la salida del armario es un recurso políticamente imprescindible para exterminar y luchar contra la opresión por no pertenecer (¿queramos o no?) a lo aceptado socialmente.

    El fin de la visibilidad es, a mi juicio, encontrar complicididades, animar al diálogo para así eliminar el rechazo a la gente diferente, y anular la homofobia: que deje de despedirse por la orientación sexual, por ejemplo, buscando tapaderas para encubrirlo. Y que si nos suicidamos sea por otra cosa diferente. Así, la mentalidad heterosexual caería por su propio peso.

    Salir del armario

    ¿Por qué? Porque la presencia da existencia. De la gente homófoba da homofobia, pero a mí, por ejemplo, la visibilización me da valor para visibilizarme. A algunas personas les rompe los esquemas heterosexuales, de modo que les causa al final aceptación (no va a dejar de haber gente no heterosexual, habré de ir acostumbrándome). A final abre, al igual que deja lugar a espacios no habitables: haters are gonna hate (aunque la gente del opus no tiene mucha credibilidad fuera del Gobierno y de ciertos espacios minoritarios), pero otras personas lo van a llegar incluso a practicar porque van a ver que es en esos espacios donde se sienten más cómodas.
    Siempre se está afrontando el salir del armario, no es algo que se haga de una vez, se hace con todo el mundo continuamente… a menos que tengas más plumas que un pavo real: en círculos feministas, con amistades, compas… “no tengo pareja, ¿por qué decirlo?”. Quizá sea por miedo a señalarse. Porque, cuando se trata de otra persona, que otra persona entiende, podemos decirlo tranquilamente, la atención no está fija en nosotrxs. Pero señalarnos, mostrarnos, tocarnos… como homosexuales, pansexuales… sigue siendo una cuestión política, para luchar contra la invisibilidad que nos condena, resguarda… y nos sigue llevando a ser espectaculares, señalables como en un freak show. Pero que también nos mantiene más tranquilas

    “Mujer/hombre de verdad”

    Como feminista y lesbiana, me encanta el posicionamiento de que si la sociedad dice que si te comportas así y te gustan unas personas que ella no admite, es que no eres “una mujer de verdad”. La intención de la sociedad es que estás haciendo algo mal y quieres cambiar. Pero yo, y no sólo yo (para quien le interese más este tema, Monique Wittig es su lesbiana) pienso que esto significa que hay más mundo aparte de “la mujer de verdad”. Término que 1: no creo que exista; 2: (en el caso de que se señale
    a unas personas como las cuales tendríamos que ser) que nos haga el mundo menos habitable y se nos discrimine más porque otras personas nos quieran a su modo es muy mezquino. No me quieres a mí, sino que quieres a otra persona, quizá a ti mismo, y, antes de asumir la diversidad aceptándola, te crees superior a mí y lo único que buscas es empeorarme la vida. Menudos hobbies tiene la gente.

    Como hay más mundo aparte de la “mujer de verdad” y el “hombre de verdad”, ¡reivindiquémoslo! ¡Creémoslo! Y creamos en él. Los artificios “hombre”, “mujer”… son meros conceptos que crean realidades porque hay gente que cree en ellos y actúa de esos modos.  ¿Para crear hay que creer?
    Pienso que aun así puede ser interesante, para  no obviar del todo las diferentes experiencias del propio cuerpo y de la personalidad en una sociedad concreta, el uso de las categorías “hombre”, “mujer” , y las que se quieran acoplar que no quieran jugar en el juego binario hombre-mujer, por la violenta imposición de roles sexuados y esquemas binarios (las chicas, de rosa. Los chicos, de azul. Las chicas, en letras. Los chicos, en ciencias. Las chicas, cariñosas. Los chicos, duros) y porque en este binarismo sexual, la única opción sexual que la cultura (desde hace demasiado) visibilizó como única opción posible y que todavía sigue entendiendo desde su estructura homófoba es la heterosexualidad.  De ahí, que quien no se adapte a las exigencias sociales no sea un “verdadero hombre” o una “verdadera mujer”, visibiliza así la posibilidad de que exista algo que se escape a los estereotipos más o menos rígidos. Simone de Beauvoir ya dejó claro que el cumplimiento absoluto de estos estereotipos resulta ridículo

    Lesbiana

    En ocasiones, es para mí una simple categoría que uso políticamente para señalarme, a veces se me hace rara la palabra, que entiendo más como parte de mi conciencia en las clases sexuales y en mi lucha feminista, la cual llevo a cabo a través del modo como me voy mostrando a lxs demás y a mí misma, y a través de algunos colectivos feministas de mi provincia en que participo con entusiasmo, como "no heterosexual" y como "mujer".

     
    Eres bollera porque eres tan fea que no les gustas a los tíos”
    Eso no te lo crees ni tú, para empezar: hay que ser muy machista y homófobo para decir eso: enhorabuena por la idiotez, demuestra tu absoluto desconocimiento de lo que te rodea. Para seguir, ¿eres hetero porque no atraes a los tíos?
    ¡Yo quería nietxs!”
     
    1. ¿Con los medios de embarazarse siendo bollera y de adoptar me dices esto?
    2. Además, ni siquiera quiero pasar más tiempo con niñxs del que pasaría una tía molona.
    3. ¡Que no me gustan lxs niñxs, ni los tendría aunque fuera heterosexual! ¡Deja mi orientación del deseo en paz, que no tiene que ver!
    Hablan de hijxs que no criarán, suponiendo que sus hijas, de ser heteros, les habrían regalado una horda de diablillxs llorones. Presionándolas a ser madres como si hubiera un precipicio, invisibilizando las opciones de no casarse o no tener criaturitas. ¡Si quieren nietxs, que adopten en su propia casa, y dejen de encargarlxs! Sé que como tía guay yo sería una pieza, pero la crianza me parece propia de una peli de terror, motivo por el que siempre he aplaudido el aborto.

    Conclusión

    También cuando acudimos a servicios sanitarios, en que se da por supuesto nuestra heterosexualidad... y para qué seguir. El dispositivo de la estructura heterosexual se encarga de formar un imaginario que se cae por su peso si se nos ocurre invertirlo (¿Cuándo decidiste que eras heterosexual? ¿En la guardería, cuando tenías novia? ¿Eres heterosexual porque tienes una mala relación con las personas de tu propio sexo?) y que todxs conocemos a la perfección cuando es el momento: se nos ha enseñado de un modo tan sutil, como con fuego, que la herida provocada por la intolerancia duele cuando viene a cuento: Es el mundo al que nos tenemos que enfrentar cuando descubrimos no ser heterosexuales o cuando alguien a quien apreciamos resulta ser bollo, marica, bi, pansexual, o quién sabe.


    La heterosexualidad se ha construido negando lo demás. Tachándolo como una desviación, cruzando los dedos para que sea una fase. O, mejor aún: la heterosexualidad ha convertido a las disidencias en su chivo expiatorio: estoy frustrado o frustrada, y voy a por alguien débil, vulnerable: a por esa lesbiana, ese maricón... para sentirme mejor. En vez de afrontar los problemas reales y buscar unas responsabilidades, nos aprovechamos de nuestra situación de superioridad para maltratar impunemente. Callamos para que no piensen que somos anormales por no quedarnos aceptando esa violencia, esos insultos, esa humillación. Y nos dejamos hacer, desesperadxs, porque somos lo peor, rarxs, y merecemos ante la visibilidad ese dolor.



    BIBLIOGRAFÍA ADICIONAL PARA TRATAR EL TEMA.


    BUTLER, Judith, “Variaciones sobre sexo y género. Beauvoir, Wittig y Foucault”.
    FOUCAULT, Michel, “El sexo verdadero”
    GIMENO, Beatriz, Historia y análisis político del lesbianismo
    HERNÁNDEZ PIÑERO, Aránzazu, Amar la fluidez
    HERNÁNDEZ PIÑERO, Aránzazu & BURGOS DÍAZ, Elvira, “El deseo lesbiano como potencia feminista”
    ROCHLIN, Martin, “El cuestionario heterosexual”. Lo puedes encontrar en este link.
    RUBIN, GAYLE, “Reflexionando sobre el sexo: notas para una teoría radical de la sexualidad”
    WITTIG, MONIQUE, “No se nace mujer“ y “El pensamiento heterosexual”, en El pensamiento heterosexual y otros ensayos
    WOOLF, Virginia, Una habitación propia
    Trabajo realizado por EgoMeFilo.








     
     



viernes, 2 de mayo de 2014

Black Sails

Hola habitantes del andamio,¿os gustan las pelis de piratas?probablemente muchas habréis visto “Piratas del Caribe”(cualquiera de las cinco,o las cinco)o “La isla de las cabezas cortadas”(vale esta lo dudo porque fue el mayor fracaso de taquilla de la historia)y ahora supongo que os preguntareis porque os hablo sobre pelis de piratas,pues esto viene al caso porque el próximo dia 5 se estrena en el canal TNT “Black Sails”una serie sobre piratas pero que poco o nada tiene en común con las películas nombradas anteriormente,en esta serie hay sexo,prostíbulos,abordajes sangrientos,traiciones,motines,acción y bellas piratas lesbianas con mucho protagonismo en la trama.Hablemos pues de “Black Sails”.

Argumento:
En 1715. La Edad de Oro de la Piratería en el Caribe está en su momento álgido. La antigua colonia británica de la isla de Nueva Providencia es ahora un territorio sin ley, controlado por los piratas más famosos de la historia. El más temido de ellos es el capitán Flint.

La armada británica vuelve a surcar las aguas caribeñas y se ha convertido en una amenaza para el capitán Flint y su tripulación. Una motivación profunda, complicada, incluso romántica motiva al capitán a aliarse con Eleanor Guthrie, hija del contrabandista que controla las transacciones que los piratas hacen para sacar provecho de los botines conseguidos. Flint y Guthrie forjan un plan para hacerse con un tesoro que les hará inmensamente ricos.

Pero en su búsqueda habrán otros oponentes: capitanes rivales, celosos del poder de Flint; el padre de Eleanor, cuyos intereses respecto a la isla chocan con los de su hija; y el joven pirata John Silver, reclutado por Flint y cuya obstinación supondrá toda una fuente de problemas para el capitán.

Contenido lésbico:
El personaje principal femenino de la serie es Eleanor Guthrie hermosa y decidida,Eleanor es la hija de Richard Guthrie, el mercader más rico de las Bahamas y el proveedor para las muchas tripulaciones piratas de Nueva Providencia. La mano derecha de su padre,  supervisa todos los tratos con los piratas en Nassau. Propietaria ademas de la taberna en la calle principal de Nassau. Eleanor ejerce una influencia considerable en toda la isla.
Ya en el primer capitulo tenemos claro que Eleanor tiene una relación con Max  una prostituta seductora,astuta  y con la cabeza muy fria en el burdel de Nassau .Max en Eleanor Guthrie , ha encontrado un alma gemela, una amante, tal vez incluso una salvadora, pero cuando sus aspiraciones y las de Eleanor chocan comienza el conflicto.

Ficha técnica:
Titulo Original:Black Sails
Género:Drama,Aventura
Creador:Jonathan E. Steinberg  y Robert Levine
Reparto: Toby Stephens
                 Hannah New
                 Tom Hopper
                 Luke Arnold
                 Zach McGowan
                 Toby Schmitz
                 Clara Paget
                 Hakeem Kae-Kazim
                 Jessica Parker Kennedy
                 Mark Ryan
Pais:USA
Idioma:Ingles
Curiosidades:
Entre las curiosidades de Black Sails podríamos decir que Hanna New, Eleanor Guthrie en la serie,aunque es británica podríamos considerarla un descubrimiento del cine español,ya que esta mujer licenciada en filología hispanica,que residió en Barcelona durante bastante tiempo y que habla un español correctísimo y con gran fluidez ha realizado la mayoría de sus trabajos en nuestro cine y nuestra televisión,entre ellos protagonizó “Un tiempo entre costuras”e intervino en “El Barco” y “La Riera”en tv,en cine intervino en “Fuga de Cerebros 2”junto a Adrian Lastra,Loles Leon o Patricia Montero.
Decir también que “Black Sails”, se ha convertido en el estreno más exitoso de la historia del canal estadounidense Starz, que ya ha anunciado la renovación por una segunda temporada.

Opinion personal:
No esperen de “Black Sails” que sea la típica película de piratas de producción Disney,”Black Sails” es adulta,visceral y real,con tanto sexo y tanta violencia que podramos compararla a “Spartacus”(salvando las distancias)quizá lo único de lo que podríamos quejarnos es que la 1ªtemporada solo tiene 8 capitulos y por supuesto se nos hace cortísima,más aun si pensamos que la 2ªtemporada esta anunciada para el próximo año.
En fin que si quereis vivir aventuras,con grandes personajes y un reparto muy interesante,no os podeis perder a partir del proximo lunes 5"Black Sails"en el canal TNT.



miércoles, 30 de abril de 2014

101 razones para odiarla - Emma Mars. Novela Andamiera

Queridas andamieras y andamieros, hoy os traemos una novela indispensable para todos los bolsillos andamieros que se precien de serlo "101 razones para odiarla" escrito por una gran andamiera Emma Mars.

Emma es periodista y ha escrito en muchos sitios maravillosos (otros no tanto) decidió darle un giro a su carrera y actualmente trabaja para una empresa de contenidos online.

La autora y su pareja se mudaron recientemente a Australia, en donde viven rodeadas de loros malvados que las despiertan todas las mañanas, pero también de playas kilométricas, imposibles de alcanzar con la vista.

Desde mayo de 2013, dirige los contenidos editoriales de HULEMS, una de las publicaciones de referencia en el mundo lésbico de habla hispana. Actualmente, tiene una obra publicada, pero muchas otras descansan en el cajón, esperando a que llegue su momento.


Hoy nos presenta el libro "101 razones para odiarla" y os dejamos su Sinopsis:

Claudia Martell y Olivia Simón nacieron el mismo día, en el mismo hospital, separadas únicamente por el espacio que hay entre la alcoba 311 y la 312 del Hospital Gregorio Marañón de Madrid. Son tantas las cosas que las unen y sus familias tan cercanas, que deberían ser amigas. Pero esa es solo la teoría. En la práctica, el cariño que se profesan sus madres es inversamente proporcional al odio que se profesan las hijas. 
Por lo demás, lo único que tienen en común estas dos mujeres es un cumpleaños que nunca tienen ganas de celebrar y una desmedida entrega a su trabajo en García & Morán Ediciones, en donde el destino les jugó la mala pasada de volverlas a juntar.
Ahora, si quieren conservar su trabajo como editoras, Claudia y Olivia tendrán que olvidar el pasado, demostrar que son un equipo y conseguir que un famoso y escurridizo escritor firme un contrato capaz de subsanar los apuros económicos de la editorial en la que trabajan. ¿Y quién sabe? A lo mejor durante su aventura son capaces de descubrir lo que sus madres saben desde hace años: que del amor al odio hay solo un paso.
Así que os animamos a comprarlo y si ya lo habéis leído ya sabéis dejar aquí vuestra opinión que comentar es muy, pero que muy sexy!!

¿Donde puedes conseguir el libro? Pues muy sencillo solo pulsa en este enlace:  http://www.amazon.es/dp/B00JXYXDYE

lunes, 28 de abril de 2014

Miss Travesti Coruña 2014


Fuente de la foto: Evento de Miss Travesti en Facebook
Este sábado. 3 de Mayo, celebramos en A Coruña un importante y divertido evento, la gala Miss Travesti Coruña 2014, que se celebrará de 22:00 a 02:00 en la plaza de España  Después seguirá la fiesta en el pub Claro Boba (C/ Juan Canalejor 43) donde los artistas y miembros del jurado amenizaran la noche junto a todas las participantes del certamen.

Este evento busca a la mejor transformista de Galicia, sin importar su lugar o sexo de procedencia. Se pueden presentar todo tipo de travestis, transformistas y drag queens a las que se valorará por su presencia, estilo, originalidad y dotes escénicas

Aunque la idea surgió como una muestra de la cultura travesti en A Coruña, finalmente la noticias del evento generaron interés más allá del núcleo urbano y han terminado con 11 concursantes procedentes de toda Galicia e incluso de otros puntos del país.  El objetivo de este evento es  visibilizar y, sobre todo, dignificar, un modo de expresión artística como es el transformismo, un medio de entretenimiento que discurre a caballo entre el teatro, la danza, la música, la improvisación y la performance, manteniendo siempre un sentido estético diferente y rompedor. 

Además van a  apoyar la labor de asociaciones afincadas en la ciudad como A.L.A.S y CASCO, cuyo trabajo diario sirve para derribar barreras ideológicas que no hacen si no alimentar el odio y ayudar a personas en riesgo de exclusión social.

Y como todo gran evento, podrás disfrutar de todo un elenco de artistas:

Presentadoras y organizadoras: Rastia Bideth y Amy Ghost

Jurado: Sonia Madoc (del famoso grupo Sonia y Selena), Teté Delgado y Nagore Gore y Yogurinha Borova (de las Fellini), así como un representante de A.L.A.S. (Asociación pola Liberdade Afectivo/Sexual de A Coruña) y un representante de CASCO (Comité Antisida de A Coruña) 

Además el Viernes 2, Nagore Gore y Yogurinha Borova, miembros del jurado, estarán presentando su espectáculo en el Claro Boba! Te lo vas a perder?

Visita su evento en Facebook 
palyginti kainas