domingo, 23 de febrero de 2014

Desde dentro por una anónima



Hola andamieras y andamieros, hemos recibido de forma anónima un texto para el blog, así que lo compartimos para todas y todos vosotros!!

Enamorarme de una chica heterosexual ha sido lo mejor y lo peor que me ha pasado en la vida. Nunca había sentido tanta pena. Nunca había llorado desde tan hondo. Pero, a pesar de todo ese sufrimiento (que me llevó meses superar) el inmenso dolor que sentí el día en el que la dejé atrás para siempre, fue el que me abrió la puerta. Pero no, no hablo de la puerta de ese gran armario empotrado en el que algunas venimos al mundo y que nos cuesta tanto salir. Esa puerta todavía sigue cerrada, y yo… yo continúo gritando dentro. Me refiero a otra puerta, a la de los sentimientos, a sentir, a sentir de verdad. Desde ese día empecé a comprender muchas de mis reacciones y comportamientos que, hasta ese momento, no encontraba sentido alguno. Ahora veo a una chica y siento cosas. Antes era incapaz.

El no saber qué te pasa es tan frustrante… Envidio a todas esas personas que lo tienen claro desde tan temprano. Tengo 31 años y mi vida ha sido un completo desastre. He caminado por un sendero de preguntas sin respuesta, dando tumbos, golpeándome una y otra vez con la misma piedra. La llave que custodia este puñetero armario en el que me escondo tiene un nombre: cobardía. Una maldita cobardía que me come por dentro, empezando por los pies, y acabando en la cabeza, en ese lugar en el que todo se vuelve tan confuso que, a veces, es imposible seguir caminando.

Yo sé que esto lo tengo que hacer sola, que algún día tendré el valor de sentarme delante de mis padres y contarles algo que no debería ser necesario contar. Mientras tanto sigo en esta jaula, en esta cárcel, en esta condenada burbuja, viendo la vida pasar, colocando tiritas a las heridas de mi alma. Porque cada año que pasa, este sufrimiento se hace más profundo, me desgarra por dentro, me mata… y me pide a gritos salir. Salir del armario.

2 comentarios:

  1. Si hay algo que he aprendido en mis años pre y pos salida del armario son dos cosas. La primera es que primero ante todo antes de contarle a nadie nada tienes que aprender a sentirte comoda contigo misma, a reconocer este yo que te negabas a aceptar. Sal, disfrutalo, conoce chicas, bajate el brenda, descubre esta nueva vida que estas a punto de empezar, disfrutala y cuando veas qur hay mas gente como tu, que no pasa nada, que el mundo no se acaba y te sientas comoda en tu piel porque entiendas que ser lesbiana es solo una parte mas de ti y no te define, cuando te sientas comoda en tu piel, entonces da el paso y cuentaselo al mundo. Pero primero eres tu, aceptalo y disfrutalo sin miedo. Y despues podras decirselo a todo el mundo. Es mi humilde opinion desde mi experiencia personal. Mucho animo. Y tranquila que todo mejora con el tiempo

    ResponderEliminar
  2. hacia meses que no entraba por aqui... y ha sido leerte y sentir que lo que leia lo habia escrito yo...

    ResponderEliminar

palyginti kainas